18.6.10

Un Hilito de Sangre

Nunca me había pasado. Había llegado a preguntarme que tan poderoso debía ser un libro para llegar a causar una emoción física en una persona (comparándolo con las películas donde puede decirse es más sencillo debido, por decirlo así, a sus múltiples elementos).

Libros que he leído y que recuerdo con mucho cariño, como Las Batallas en el Desierto, Las Buenas Conciencias ó El Señor de las Moscas me dejaron en su momento una marca, una alegría, un recuerdo atesorable.

Pero el primer y hasta ahora único libro que ha conseguido emocionarme al grado de las lágrimas mientras leía sus últimas líneas se llama Un hilito de sangre, obra del mexicano, nacido en Guadalajara, Eusebio Ruvalcaba.


Situado dentro de la literatura sobre la adolescencia, el libro cuenta lo que pasa en un día en la vida de un muchacho mexicano, quien tiene 13 años y cuyo principal objetivo de momento es ir tras su novia Osbelia, que ha partido a Guadalajara.

El protagonista, provisto de una agudez y un humor fascinantes, decide escapar un momento de su entorno para emprender el viaje, más llevado por el impulso que por otra cosa. Y es realmente cautivante conocerlo, lo que piensa, lo que vive, lo que lo mueve (donde sexo y mujeres están a la órden del día, como en el de toda persona a esa edad). Me parece un personaje entrañable, un ser ficticio al que estimas, con quien te emocionas con cada aventura de ese particular día, donde suceden varias cosas y donde cada una deja su marca en la existencia de nuestro amigo.

Un libro realista, de lenguaje claro y directo, de ritmo vertiginoso, divertido (no recuerdo haber reído en voz alta con otro libro), y sobre todo, rodeado de un halo de esa etapa maravillosa llamada adolescencia.

Sinceramente creo que el premio mas grande que puede conseguir una persona que hace algo, una obra de cualquier tipo, es el haber dejado una parte de ella en la vida de alguien que la escuchó, vió, leyó o lo que haya tenido que ser.

En mi caso, Eusebio Ruvalcaba, lo conseguiste. A ti mis agradecimientos, por crear algo que tuve la fortuna de conocer, y que se quedará conmigo toda la vida.

Un saludo a todos.

1 comentario:

G.G.Campillo dijo...

Un Hilito de Sangre es de los pocos libros que realmente considero mis favoritos. Lo lei cuando tenia como 16 años y hasta la fecha lo sigue siendo.